Decorar el baño con cerámica y vidrio


La cerámica es un material excelente para utilizar en la decoración del hogar, al igual que el vidrio, especialmente cuando se trata de la decoración del cuarto de baño. La cerámica, en concreto, es ideal para elementos como el inodoro, el lavabo, la ducha, la bañera o incluso las paredes o el suelo, gracias en parte a los muchos acabados que puede tener y a las buenas sensaciones que transmiten tanto por su tacto como por su estética.

El vidrio, por su parte, ha ido cogiendo ejemplos de otros materiales para convertirse en una parte importante en los elementos del baño, y aunque todavía es de los menos utilizados tiene un gran futuro. Una gran opción es combinar cerámica y vidrio para conseguir un cuarto de baño totalmente original y diferente. Una combinación rara y exótica que pronto llegará a formar parte de multitud de hogares en todo el mundo ya que no tardará en convertirse en tendencia.


Se puede poner, por ejemplo, un lavabo de cerámica pero que tenga la encimera de vidrio, al igual que una bañera a la que le pongamos mamparas de vidrio o azulejos de cerámica con algunos de vidrio intercalados y formando algún diseño original o que tenga algún significado especial para nuestro hogar. Sin duda conseguirás un cuarto de baño moderno, elegante, higiénico y muy duradero ya que estos dos materiales son muy resistentes.

Estas combinaciones de vidrio y cerámica pueden extenderse a los elementos decorativos de otras estancias pero, aunque quedarán muy bonitas, el resultado nunca será tan fantástico como en el cuarto de baño. Una opción, si la quisieras en otra estancia, sería un jarrón de cerámica que tenga la base de vidrio, o también una mesa de centro de cerámica a la que le pongas la superficie de vidrio. Pronto encontrarás en todas las tiendas de decoración artículos de todo tipo con estos dos materiales combinados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *