Decorar el cuarto de baño de color rosa


En la decoración del hogar son muchísimos estilos, colores y complementos que puedes utilizar para conseguir un ambiente perfecto y totalmente a tu gusto que te ayude a sacarle el máximo partido a cada estancia de tu hogar. El rosa es un color que queda genial especialmente ahora que llegó la primavera, y aunque siempre ha sido más femenino, lo cierto es que en hogares en los que hay hombre también queda muy bien aunque sea en menor cantidad.

El rosa queda muy bien en los dormitorios ya sean infantiles o de adultos, y en los últimos tiempos se está poniendo muy de moda también en el cuarto de baño, donde puedes conseguir combinaciones espectaculares si también utilizas colores como el blanco o el malva. En vista de ese éxito, hoy me gustaría darte unos cuantos consejos para decorar el cuarto de baño de rosa:

– En primer lugar, aunque también queda bien para hombres, está claro que es un color que aporta mucha feminidad, así que si eres hombre piénsalo muy bien antes de utilizar este color para la decoración.

– El rosa es un color que también aporta mucha calidez y tranquilidad, algo necesario en un baño ya que allí pasarás muchos momentos de relax como cuando te des un baño. Utiliza tonalidades claras en la mayor parte del baño ya que así ganarás en calidez y en luminosidad.

– Si te gusta el rosa en tonos más fuertes siempre puedes utilizarlo en pequeños detalles, como algunos azulejos sueltos en medio de otros en rosa pastel o blanco, además de en complementos como el toallero, la jabonera, etc.

– Los muebles en rosa quedan muy bonitos y te ayudarán a conseguir un ambiente espectacular, pero tienes que tener mucha seguridad en ese color ya que los muebles son una inversión que no podrás cambiar a los dos días. De todas formas, siempre puedes pintar los que ya tienes y así conseguir un estilo más personal.

– Si quieres un estilo minimalista te irá perfecto el rosa pálido o cualquier rosa que sea en tonalidades claras. Si quieres algo más moderno atrévete con un rosa muy vivo, aunque para ello tendrá que ser una estancia amplia ya que sino te comerá mucho espacio.

– Si no te atreves a ponerlo en azulejos o en pintura para las paredes ni en los muebles, una buena opción es utilizarlo únicamente en los elementos decorativos o en los complementos de baño. Así sabrás si realmente te gusta el rosa para el baño y quizás cuando te acostumbres lo utilices en mayor cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *