Decorar las ventanas


La decoración de las ventanas es algo más importante de lo que parece. A menudo solemos dejarlas pasar pensando que no tienen un peso relevante en el resultado final de la decoración. Sin embargo, esa es una creencia errónea, pues se puede lograr un resultado sorprendente si también decoramos las ventanas a juego.

No sólo me refiero a la ventana por dentro, también hay que pensar en la parte de las ventanas que dan a la fachada, la que es visible desde la calle. Antes que nada es importante asegurarse de que el mantenimiento es el adecuado, que están en buenas condiciones. El paso del tiempo hace que se estropeen, especialmente las que están expuestas a la calle.

Decorar las ventanas con un estilo determinado dependerá del tipo de habitación donde se encuentren. Os doy algunas ideas que os pueden ser de utilidad:

– Si estamos hablando de un dormitorio, lo primero que tenemos que hacer es diferenciar un dormitorio infantil de uno que no lo es. Con los niños podemos utilizar estores o cortinas ligeras de algodón, pues son muy resistentes y se pueden lavar fácilmente.

– En las ventanas de los baños deberemos utilizar tejidos que sean resistentes a la humedad, incluso podemos adquirirlas con un tejido forrado con PVC. También podemos utilizar el mismo tipo de cortina que se utiliza para la ducha, aunque sinceramente creo que no lograréis un resultado demasiado espectacular si os decantáis por esa opción.


– Para una cocina podemos decantarnos por cortinas más clásicas o rústicas. Eso sí, si toda la casa es moderna y la cocina es minimalista, la opción a elegir deberá ir a juego tanto con las paredes como con el mobiliario. Cortinas de color blanco pueden ser las más adecuadas, sobre todo si dejan pasar un poco la luz.

– Si eres bastante conservador y buscas algo de intimidad, te recomiendo que te decantes por una cortina pesada y grande. Los colores de la misma dependerán del tipo de decoración que prime en tu casa, aunque si eres muy clásico seguramente tendrás los muebles de madera y te pegará una cortina que sea marrón.

– Para el salón y el comedor hay que seguir un patrón parecido. Si son minimalistas habrá que decantarse por una cortina poco recargada y sencilla. Si por el contrario son más clásicos, puede quedarte muy bien una cortina con dibujos y demás. También hay que tener en cuenta el espacio. Cuanto más grande es el espacio más recargada debe ser la cortina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *