Espejos en la decoración


Los espejos son mágicos porque proporcionan una sensación de mayor amplitud por que resultan ideales en habitaciones de tamaño reducido. Decorar con espejos es muy fácil, sólo tenemos que encontrarles la ubicación adecuada y puedan convertirse en piezas clave del ambiente.


La aplicación de espejos como recurso decorativo se ha utilizado toda la vida, puesto que es un elemento que puede ubicarse en todos los ambientes de la casa, incluso en cocinas. También son muy funcionales para espacios oscuros, puesto que un espejo ayuda a reflejar la luz existente reproyectándola a su alrededor.


Un pequeño truco que puede quedar muy bonito es cuando se coloca un espejo en la pared enfrentada a una ventana y el paisaje o vista se refleja formando un juego óptico particularmente apasionante.
Cualquier espejo situado en la pared de forma correcta, participa en la decoración del ambiente y brinda la oportunidad de reforzar el estilo de nuestro hogar.


El marco es importante como elemento decorativo en los espejos, sin embargo los espejos sin marco dan un aspecto moderno y quedan especialmente bien si se aplican sobre paredes de colores fuertes o empapelados.


Es importante no caer en el abuso, pues si ponemos espejos en todos los ambientes y revestimos paredes enteras, la decoración perderá interés. No hay que perder la sensación de continuidad y profundidad que convierte a los espejos un complemento de decoración esencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *