Evitar errores al pintar una habitación


Con esto de la crisis cada vez hay más personas que optan por tareas de bricolaje para no tener que contratar a alguien que las haga, como por ejemplo para reparar algún mueble o pintar una habitación. Pintar es una tarea muy sencilla aunque cuando no sabes hacerlo o no lo has hecho nunca puede parecer dificilísimo, especialmente si no tienes unas nociones básicas que te ayuden a hacerlo.

A la hora de pintar hay que tener cuidado con no cometer ciertos errores que pueden parecer insignificantes pero que son determinantes en el resultado final, como por ejemplo no cerrar bien el bote de pintura o no respetar el tiempo de secado entre mano y mano. Toma nota de estos consejos para evitar errores pintando una habitación:

Materiales: La conservación de la pintura es esencial para que su aplicación y adherencia pueda hacerse de forma correcta. Si los botes no se cierran de forma hermética se forman pequeñas películas de pintura seca que al mezclarse con el resto hace que no se pueda aplicar correctamente. Los pinceles y brochas también son muy importantes y tienen que estar en perfectas condiciones para poder obtener un buen resultado.

Adherencia: El hecho de que la pintura no pueda adherirse bien a la pared es otro de los errores más comunes y viene determinado por cómo pintes y cómo conserves el material. Además de lo recomendado en el punto anterior, otros aspectos que influyen en la adherencia son el pintar sobre paredes húmedas (ya sea por agua, grasa, aceite o cera) o superficies porosas como el yeso que requieren una capa de imprimación antes de pintar.

Filtros: Antes de que vayas a pintar es muy importante filtrar la pintura para poder eliminar cualquier residuo que no sea bueno. Durante el proceso de filtrado hay que retirar la suciedad acumulada o los restos de grasa, tanto en la pared como en la pintura.

Brochas: Son un elemento indispensable para poder pintar pero si no la manejas de forma correcta puede quedar la pintura muy mal extendida. Los trazos de la brocha pueden ir dejando surcos si lo haces de forma inadecuada, además de que si le pones demasiada pintura tampoco te quedará bien. Pon la pintura justa en la broca y aplica la pintura en la pared de forma vertical.

Secado: Si vas a darle más de una mano es imprescindible que dejes que se seque totalmente la primera antes de dar la segunda y así sucesivamente. Aplicar una nueva mano cuando aún no se ha secado es un error muy común que puede estropear todo el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *