Ideas para colocar los cojines en la cama

Share on Facebook11Tweet about this on Twitter9Share on Google+0

ideas-decorar-cojines
Decorar con cojines siempre es una buena idea. Permiten una gran personalización de los espacios ya que puedes escoger la forma y colores que más te gusten. Además, si te apetece realizar un cambio en la decoración de una estancia sin gastarte apenas dinero son una gran solución. Ya hemos ido viendo distintas ideas de decorar con cojines, hoy quiero mostrarte varias formas de colocarlos sobre la cama, lugar donde también resultan muy decorativos.

Uno como gran protagonista

Una primera forma que te cuento consiste en colocar sobre tu cama un solo cojín como gran protagonista. En este caso, te recomiendo que sea o grande de tamaño o llamativo en el color o estampado. O incluso ambas cosas. De esta forma, se convertirá en el punto focal de tu dormitorio. Puedes jugar con los tejidos dependiendo de la época del año en la que nos encontremos, escogiendo telas más frescas, finas y ligeras en los meses en los que hace más calor y otras más gruesas y cálidas para el invierno.

Cojines en distintas filas

Esta es una de las maneras más habituales de decorar la cama con cojines. Se trata de hacer varias filas usando varios de ellos. Puedes hacerlo de muchas formas. Por ejemplo. En la primera de ellas pon las almohadas que utilizas para dormir y que se convertirán en el comienzo de esta. A continuación, sitúa los cojines que sean más grandes, cuadrados. Después, añade otros rectangulares, y deja los más pequeños para la parte de delante. Pero, como todo, esto es cuestión de gustos. Puedes ponerlos con la cama como si estuviese a medio hacer, por ejemplo. O todos de un color, o con colores combinados, o todos con estampados diferentes… ¡Vamos a jugar con los cojines!

cojines-en-fila

Un cojín sobre cada almohadón

Esta forma es algo más clásica, quizá. Consiste en dejar las almohadas de nuevo a la vista y poner sobre ellas un cojín. En este caso, podemos hacer un contraste entre el color que tenga la almohada y el cojín, usando colores complementarios o un color liso y un estampado…

Cojines que combinan

A la hora de escoger los colores y estampados puedes optar por la opción de combinar colores y estilos. Así conseguirás una decoración acorde con el estilo que quieras darle a tu dormitorio. Por ejemplo, si prefieres una cama romántica coloca cojines en tonos suaves y pasteles, con alguno que tenga un estampado de flores pequeñitas, por ejemplo. Si prefieres la decoración nórdica quedarán geniales cojines más bien grandes en blanco y gris. En Daui Home encontrarás propuesta preciosas.

Cojines como cabecero

Si te apetece darle una aire diferente al dormitorio prescinde del cabecero habitual y coloca cojines que se conviertan en uno de ellos. Es muy fácil. Únicamente has de apoyar varios cojines directamente en la pared y distribuirlos como más te guste. En filas como hemos visto antes queda genial, y jugando con distintos colores y estampados le puedes dar un toque chulísimo a la estancia.

cabecero-cojines

Cojines totalmente diferentes

Esta última idea que te lanzo es quizá la más atrevida. Pero puede darte resultados también muy interesantes. Se trata de colocar cojines que no tengan que ver nada entre ellos. Tampoco es cuestión de llenar la cama a lo loco de colores y estampados, pero tampoco de esmerarse demasiado en que estén perfectamente combinados. Si lo de mezclar prints no lo ves claro, juega simplemente con las formas y coloca cojines rectangulares y cuadrados por tu cama. Incluso alguno redondo. Hazlo con colores y mete algún estampado que rompa. Y si te animas, ya te digo, prueba a usar cojines distintos y a ver qué resultado obtienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *