La iluminación correcta para cada estancia


Una correcta iluminación para cada estancia del hogar es fundamental para la decoración global del ambiente. Para conseguirlo deberemos tener en cuenta tanto la potencia como la colocación. Actualmente en e mercado encontramos gran variedad de bombillas, focos y lámparas que garantizan una buena iluminación en cualquier espacio. Sin embargo, lo más de moda es colocar ojos de buey en el techo, ya que iluminan perfectamente pero sin sobrecargar. Te recomendamos sustituir esa vieja lámpara por otras más actuales con bombillas de bajo consumo, una gran idea que nos puede ayudar a ampliar visualmente el salón.

Tampoco debemos olvidarnos de colocar luces de ambiente en los puntos o rincones más destacables del salón. Las pequeñas lámparas de mesa o lámparas de pie son una buena opción para crear luces puntuales que nos permitan disfrutar de la lectura. Con tan sólo cambiar la pantalla de alguna de nuestras lámparas de pie, obtendremos un cambio bastante importante en el aspecto visual.

En el dormitorio, como en el resto de las estancias, debemos disponer de una luz general, que nos permita movernos por la habitación cómodamente. Partiendo de que lo ideal es luz natural, podemos complementar con otro tipo de iluminación indirecta que proporcione un ambiente más íntimo, algo fundamental ya que el dormitorio es una zona para el descanso. Podemos comenzar con unas luces puntuales sobre las mesillas. No obstante, lo más actual es colocar pequeños apliques dirigibles en la pared que nos sirvan como luz de vida.

También resulta importante mantener bien iluminado el armario. Esto nos permite acceder antes a las prendas que buscamos y poder observar los colores de la ropa con nitidez, lo que nos permitirá vestirnos con una mayor seguridad. Unos focos dirigidos pueden servirnos de mucha ayuda y destacarán nuestro armario o vestidor, especialmente si es de madera o de diseño.

Nos vamos al baño para colocar además de la luz general, una iluminación específica en algunas zonas. Delante del espejo solemos pasarnos un buen rato para maquillarnos o cualquier otra actividad de belleza, que precisan de una adecuada iluminación. Sustituir las típicas bombillas incandescentes por halógenos en la parte superior del espejo nos permitirá tener una visión más clara de nuestro rostro.

La iluminación de las cocinas se basada únicamente en una lámpara de techo o un fluorescente. Pero con el paso del tiempo, esta estancia ha ido cobrando más importancia en la decoración de interiores puesto que nos pasamos gran parte del día en su interior. Realizamos tareas como cortar, fregar o comer que requieren una correcta visión. Para nuestra propia comodidad es necesario que cada una de las zonas de la cocina esté iluminada de manera específica. Además, una buena combinación de la iluminación la hará más espaciosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *