Limpieza y mantenimiento de los suelos de vinilo


Como muchos de vosotros ya sabéis, los suelos de vinilo están hechos con PVC. Eso significa que son superficies impermeables que pueden mojarse sin problemas, lo cual nos hace intuir que fáciles de mantener, aunque no por ello hay que abandonarlos. Simplemente hay que limpiarlos diariamente con una fregona mojada en agua y jabón neutro. Además, de tanto en cuanto también se pueden utilizar ceras específicas para este tipo de suelos para obtener un mayor brillo y de paso aumentar su resistencia.

Nunca hay que utilizar abrillantadores comunes para las superficies de vinilo, pues estas se suelen volver más resbaladizas. Tampoco hay que limpiarlos con productos corrosivos, detergentes muy fuertes o alcalinos. Si lo hacemos, estaremos poniendo en riesgo los diseños y el buen estado de la superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *