Mantenimiento y limpieza de grifos


Todos los grifos tienen un filtro por el que el agua sale. Esta pieza la podemos ver en el extremo. Su objetivo no es otro que retener posibles impurezas que pueden proceder de las cañerías. Por eso mismo es normal que en ocasiones se obstruya la salida del agua y disminuya el caudal, pues esas impurezas se van acumulando.

Si las impurezas quedan atrapadas en el filtro, tendremos que limpiarlo para que el caudal vuelva a ser el mismo. De esta forma también evitaremos las típicas salpicaduras con la salida del agua, pues esta saldrá uniformemente.

Cómo limpiar los grifos

Es una tarea mucho más fácil de lo que podemos pensar. Tan sólo tendremos que trabajar con una llave inglesa para desprender el extremo del grifo. Después tendremos que colocarlo debajo de un chorro de agua para que todas las impurezas se pierdan por el desagüe.

Es muy probable que no siempre se vaya a la primera todo por el desagüe. En ocasiones se crea una película de cal que cuesta de eliminar. Lo más indicado en ese caso es utilizar un objeto punzante como una aguja. Lo que también se puede hacer es sustituir la rejilla por otra nueva con las mismas características. El montaje se llevará a cabo de la misma forma, con la ayuda de una llave inglesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *