Pintura magnética


Ahora ya puedes colgar cuadros en la pared sin hacer agujeros y por supuesto olvídate de las chinchetas. Los tablones y pizarras son prácticos tanto en una vivienda como en una oficina, poder colgar recortes o anotar citas importantes es una herramienta muy útil. Pero con pintura magnética todo será mucho más fácil, ya que posee propiedades similares a las de los imanes.

Generalmente, son necesarias dos o tres capas para conseguir este efecto, pero el resultado es satisfactorio y además se puede pintar sobre ella de otro color. Con esta pintura, las paredes se mantienen en perfecto estado, sin marcas y nos será necesario recurrir a un taladro para esconder un taco que sujete los objetos como pueden ser los cuadros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *