Placas para evitar la humedad


La humedad no tiene fronteras, se filtra por cualquier sitio. El agua se cuela por cualquier pequeño espacio ya que es un componente líquido. Sin embargo, formas de frenar su recorrido. Las placas o planchas antihumedad que se colocan en paredes y techos, sirven para impermeabilizar y están fabricadas en pladur o en cemento, de modo que no deja pasar la humedad ya que están sometidas a tratamientos especiales para repeler el agua.

Estas placas están especialmente fabricadas para zonas de acumulación de humedad, como el baño y la cocina. Las suelen instalar durante las obras, aunque se puede aprovechar cualquier reforma para colocarlas. Además, sirven tanto en interior como exteriores. Son perfectas para evitar la aparición de manchas, hongos y moho. Una vez colocadas, se pueden pintar, empapelar o alicatar para que no queden visibles. Adios a los problemas de humedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *