Preparar la habitación de un recién nacido


La llegada de un bebé siempre aporta una gran alegría y vitalidad al hogar, lo que hace que muchos de los elementos decorativos varíen con el nuevo inquilino. Para una perfecta armonía entre tu bebé y la decoración debes seguir una serie de consejos para preparar la habitación para tu bebé:

– Los temas para decorar la habitación ya no se separan tanto por sexos como antes, ahora se tiende mucho a utilizar dibujos animados como Winnie the Poo, Bob Esponja y similares, que son válidos tanto para niños como para niñas.

– Si quieres únicamente un color, el azul cielo es perfecto para niños y el rosa para niñas. Un color que te valdrá para ambos sexos es el naranja en tonos claros, el amarillo clarito o el lila.

– La iluminación debe ser de dos tipos, la de siempre en el techo y otra cerca de la cuna que no tenga mucho brillo y que puedas encender cuando te acercas durante la noche, ya que la del techo podría dañar su vista en plena oscuridad además de asustarle.

– Las cortinas deben ser de un material que no se pegue mucho al polvo, al igual que la colcha o cualquier otra tela que pongas en su habitación.

– La cuna debe tener una valla protectora para evitar que el niño pueda salir. Siendo bebé no hay problema pero en cuanto empiece a gatear puede ser peligroso ya que será un reto poder treparla y salir.

– Los muebles de melamina o madera son los más adecuados, ya que son muy fáciles de combinar a la par que sencillos y de buena calidad.

– No llenes su habitación con demasiados muebles. Lo ideal es tener la cuna, un aparador para su ropita, un parque infantil y una mecedora para que tú puedas también tener tu espacio en su cuarto.

– Los colores de los muebles han de ser claros y ligeros, ya que los oscuros o chillones pueden alterar su sueño o transmitirle tristeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *