Sillón Chesterfield para niños


El famoso sillón Chesterfield ya tiene su propia versión para niños. Es ultracómodo y duradero, capaz de resistir los ataques de cualquier pequeño diablillo. Es perfecto para cualquier habitación infantil e incluso como complemento para el salón.

Su estructura es de madera y está cubierto con piel sintética. Los colores disponibles son el rosa, el negro, el chocolate y el plata. Es adecuado para niños a partir de los dos años. Para limpiarlo no hay más que pasarle un paño mojado con agua jabonosa (pueden servir las toallitas de los bebés).

Más información y compra en myfab.com, donde en estos momentos se comercializa por 79 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *