Techos móviles correderos


Los techos móviles correderos son cada vez más utilizados para cubrir o acristalar terrazas, balcones o porches. Estas cubiertas permiten la regulación la entrada de aire, viento y aíslan de a la lluvia, e incluso del calor. Normalmente son techos fabricados de cristal o madera.


El vidrio es un material muy apreciado en balcones y terrazas ya que proporciona sensación de amplitud, facilita la integración del espacio con la vivienda sin perder luminosidad ni vistas al exterior. Son una solución perfecta, moderna y una protección ideal de las inclemencias del tiempo, la entrada de polvo y la contaminación del aire.


En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de cerramientos: fijos o móviles. Los más dinámicos son los móviles aunque solamente se pueden instalar en balcones o patios amplios. Se instalan en el techo, con diferentes guías de aluminio sobre las que se colocan las placas de cristal. También lo podemos montar con materiales más ligeros como el policarbonato y el metacrilato, aunque tienen más riesgo de rotura.


La movilidad de las placas permite abrir o cerrar según las necesidades de cada momento. El movimiento de esas placas se debe realizar de forma manual o automática. En caso de que se deban mover manualmente, las manillas se deben colocar en un lugar accesible.


El mantenimiento es relativamente sencillo, aunque a veces es requerible la contratación de servicios externos para que se suban al techo acristalado y poderlo limpiar a fondo. Luego también se deben engrasar las guías. Si el techo móvil es de madera también se deberá aplicar tratamientos específicos para la conservación de maderas de exterior.

3 comentarios

  1. Hola Lourdes,

    Somos una revista de decoración. Tendrás que contactar con una empresa especializada en techos para que te den presupuesto.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *