Tipos de barnices protectores


Los barnices son productos puramente químicos que se encargan de proteger la superficie en la cual son aplicados. Es muy recomendable aplicarlos en aquellas zonas expuestas al desgaste para ganar resistencia como medida de mantenimiento para una casa de madera. Proporcionan acabados profesionales, a la vez que se consigue una mayor durabilidad de los productos que son barnizados. Según la superficie o material que queramos proteger, existen diferentes tipos de barnices.

Por otro lado, según su composición podemos diferenciar barnices en aceite, spray o al agua:

Aceite: Se caracterizan por una dureza mayor con un acabado brillante, satinado o mate, aunque a veces los barnices de poliuretano proporcionan una tonalidad amarilla que altera el color del material.

Agua: Son resistentes tanto la acción del agua como del calor. Los podemos encontrar en brillo o mate y, al ser transparentes, no modifican el color.

Spray. La resistencia es menor que la de otros productos. Se presentan en acabado mate o satinado y se suelen emplear para superficies o decorar piezas pequeñas.

En cuanto a la decoración, destacar que los productos brillantes proporcionan una mejor visibilidad y luminosidad a los colores, los mate no reflejan la luz y los satinados sirven para realzar las vetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *