Tipos de estores

estores
Los estores son una muy buena opción para vestir las ventanas de casa. Su uso no deja de crecer, en gran parte por la gran cantidad de opciones que existen y por lo que han evolucionado en los últimos años, ofreciendo soluciones que se adaptan a todo tipo de necesidades.

En este artículo vamos a hablarte de esta opción tan económica desglosando los tipos de estores que existen en el mercado. Como verás, hay estores baratos que cumplen muy bien con el objetivo de jugar con la cantidad de luz que entra en la vivienda, al tiempo que son vistosos y prácticos.

Estores enrollables

Empezamos con los estores enrollables, que son sin lugar a dudas los más solicitados hoy en día. Son elegantes, prácticos y cuentan con un mecanismo muy sencillo que permite accionarlos con facilidad, ya sea de forma manual o con la ayuda de un pequeño motor. La tela está fabricada con tejidos técnicos o láminas especiales, y lo mejor de todo es que se puede retirar para lavarla cómodamente pasando un paño húmedo.

estores
Dentro de esta tipología de estores podemos hacer varias divisiones:

Tejido screen: Permite que la luz del día ilumine el interior de la vivienda sin restar privacidad a los habitantes de la casa. Tú puedes ver lo que hay fuera, pero desde fuera no te pueden ver a ti. El tejido puede ser más o menos translúcida, algo que dependerá del nivel de privacidad y luz natural que necesites para cada estancia.

Tejido translúcido: Es un tipo de tejido que deja pasar bastante luz, sin que ello repercuta en un incremento de los efectos nocivos de los ratos del sol. Es la opción más recomendable para estancias que requieren mucha luz, como suele ser el caso del salón o la cocina.

Tejido opaco: Este tejido, también conocido como black out, produce el efecto contrario. Impide el paso de la luz por completo, lo que significa que es una buena opción para el dormitorio.

Estores noche y día: Este tipo de estor enrollable es uno de los más modernos. Antiguamente se colocaban dos estores, uno opaco y otro translúcido, y de esta forma se iba cambiando uno por otro en función de la cantidad de luz necesaria. Hoy en día las cosas han cambiado, ya que los estores noche y día se fabrican con dos tejidos que conviven en un mismo estor: uno opaco y otro translúcido. De esta forma, con un cordón o mando podemos elegir las bandas horizontales que solapan a las otras, lo que nos permite dejar pasarla luz o bloquearla por completo. De esta forma podemos lograr justo la iluminación que queremos.

Estores plegables

Los estores plegables o de varillas aúnan la practicidad de los estores y el diseño de las cortinas. Unas varillas insertadas en el tejido permiten recoger el estor como si fuera un acordeón, lo que da lugar a unos pliegues simétricos que no desentonan en absoluto. El tejido suele ser más pesado y también existe la posibilidad de mecanizar su funcionamiento. Se caracterizan por ser estores baratos.

estores

Estores paqueto

También conocidos como «cortina romana«, se diferencia de los estores plegables en el hecho de que no lleva varillas, algo que se traduce en una caída muy bonita y natural. La tela es de un aspecto muy artesanal y bohemio, por lo que es una opción muy recomendada para quienes buscan algo acogedor. Eso sí, normalmente se fabrican con lino, un material precioso que desgraciadamente dura menos que otros materiales que no son tan delicados. De hecho, el lino no se recomienda utilizar en la cocina, ya que es un material ignífugo.

Estores de lamas

A diferencia del resto de estores que se fabrican con textiles, los estores de lamas se fabrican con materiales como la madera, el PVC, el plástico o el aluminio. Las lamas pueden ir dispuestas en posición vertical u horizontal, y lo mejor de todo es que se pueden regular fácilmente para elegir qué cantidad de luz natural entra. Lo único que hay que hacer es buscar el mejor ángulo, pudiendo activar las lamas manualmente o con un mando. Así pues, podríamos decir que nos brindan una posibilidad similar a la de los estores noche y día, aunque con algo menos de precisión.

Estores japoneses

Los estores japoneses son una alternativa muy original a las clásicas cortinas. Son ideales para cubrir ventanas correderas de gran tamaño, ya que están compuestos por varios paneles individuales que suelen tener un ancho que oscila entre los 60 y los 80 centímetros. Destacan por su versatilidad, tanto que incluso llegan a convertirse en fantásticos separadores de ambientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.