Usos de los aparadores


De entre los muchos muebles que puedes tener en tu hogar hoy me gustaría hablarte de los aparadores, un tipo de mobiliario que tiene como función, normalmente, guardar la vajilla y la cristalería que no sueles usar a diario pero en los que también puedes almacenar todo tipo de cosas y ubicarlos en cualquier estancia de la casa.

Los aparadores son muebles bajos que no suelen superar el metro de altura y que tienen varios cajones y al menos una puerta para que puedas elegir distintas formas de almacenaje. Suelen ser de madera aunque últimamente los fabrican también en otros materiales, así que tu elección dependerá de como sea la decoración de la estancia en la que lo vas a ubicar, aunque normalmente suele ir en el salón o comedor.


Lo más usual es almacenar en los aparadores todo lo relacionado con la mesa, como las vajillas, cuberterías, mantelerías, cristalerías y demás accesorios como soperas, cuencos, ensaladeras, etc. Si le vas a dar este uso deberás ubicarlo en un lugar próximo a la mesa para no tener que estar moviendo el material en largas distancias. En la antigüedad había un aparador en todos los hogares y aunque después desaparecieron durante varios años, ahora están otra vez de moda y pueden volver a verse casi en cualquier hogar.

Gracias a que son nuevamente tendencia puedes encontrarlos en diferentes diseños y colores para que se puedan adaptar perfectamente al estilo decorativo de tu hogar, e incluso puedes conseguirlos hechos a medida para que sean totalmente personalizados. Tal es el auge que están viviendo que en muchos hogares se pueden encontrar no solo en el salón o comedor sino también en otras estancias como el recibidor, el cuarto de baño o la cocina, donde puedes inventarte el uso que le das y usarlo como centro de almacenaje o simplemente como mueble decorativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *