Elegir un aparador


El aparador es una muy buena opción para colocar en el salón o en el comedor de tu hogar, ya que lo puedes emplear como elemento decorativo y al mismo tiempo tener un mueble más para almacenar un montón de cosas, algo que siempre viene bien, especialmente para guardar una cristalería o una vajilla especial. Este tipo de mueble es una pieza clásica de la que existen ya gran cantidad de modelos. Para dar con el adecuado necesitas tener en cuenta diversos factores así que toma nota de estos consejos para elegir un aparador:

– Tienes que tener claro es uso que le vas dar, si lo vas a utilizar únicamente como mueble decorativo o si tienes ya en mente unas cuantas cosas que quieres guardar en él.

– Ten en cuenta también si es amplio y espacioso y si su volumen es el adecuado para el lugar en el que quieres colocarlo.

– El estilo del aparador es también muy importante. Los de estilo clásico son muy vistosos pero es probable que no te pegue con la decoración del resto de la estancia, aunque también es cierto que puedes comprarlo igual y únicamente cambiándole los tiradores por unos más modernos ya conseguirás darle completamente diferente.

– Si tienes poco espacio para ubicarlo, lo mejor es comprarlo con estantes abiertos o puertas correderas. Esto ayudará a que su utilización sea mucho más sencilla en un espacio reducido.

– En cuanto a los materiales más adecuados para realzar el comedor destacan los muebles decapados, ya que combinan con cualquier tipo de silla, especialmente con las tapizadas o de rejilla. Aunque las piezas decapadas aporten algo de frialdad, son muy elegantes y si añades algún complemento en tonos vivos te aportará mucha vitalidad y calidez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *