Ventajas y desventajas de las duchas abiertas y cerradas


Hoy en día podemos encontrar muchos tipos de duchas en el mercado, más o menos sofisticadas y con más o menos funciones que van asociadas a adelantos tecnológicos. Estamos hablando de tipos de chorros, luz e incluso aromaterapia. Sin embargo, muchas veces la cuestión no pasa por esas características, sino por el hecho de que sea una ducha abierta o cerrada. Como todo en esta vida, decantarse por una u otra opción tiene sus ventajas y sus desventajas. Vamos a verlas con detenimiento.

Apartado visual

Aunque las cortinas de ducha son muy usuales en la mayoría de hogares, cada vez son más quienes prefieren una puerta de cristal o englobarlas dentro de una caja cerrada de materiales tan diversos como la madera o la cerámica.

Duchas cerradas

Ventajas: Si lo que buscas es privacidad, lo más recomendable es que te decantes por las duchas cerradas. Las duchas pueden ser de cristal transparente, semi transparente o de cristal grabado.

Desventajas: Sin son de cristal grabado lograrás mantener tu privacidad, aunque deberás limpiarlo siempre para evitar la acumulación de gotas de agua. Eso puede ser bastante engorroso.

Duchas abiertas

Ventajas: Las duchas abiertas tienen la ventaja de crear una sensación de amplitud que siempre se agradece. Uno parece que se esté duchando con más libertad, incluso puede tener vistas a través de una ventana, aunque eso ya es algo más osado porque te pueden ver los vecinos.

Desventajas: Si bien es muy agradable esa sensación de luz y amplitud, no menos cierto es que la mayoría de las personas requieren intimidad a la hora de ducharse.

Funcionalidad

En algunos casos las duchas las podemos encontrar en zonas como por ejemplo la piscina. En ese caso también tenemos que preguntarnos si es más funcional que sean abiertas o cerradas.

Duchas cerradas

Ventajas: Las duchas cerradas normalmente permiten guardar todo tipo de objetos, lo cual se agradece si la mayoría de veces va a ser utilizada por gente de la familia.

Desventajas: La gran desventaja es que no se ve si está ocupada o no. El problema es especialemente relevante cuando invitamos a mucha gente y queremos entrar en la ducha.

Duchas abiertas

Ventajas: Permiten el acceso y la salida rápida, normalmente sin puertas de por medio. Dentro de una casa, son especialmente recomendables para aquellos que necesitan entrar, por ejemplo, con silla de ruedas.

Desventajas: Una vez más, el problema vuelve a ser el de la privacidad, aunque desde el punto de vista funcional son las más recomendables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *