Cómo conservar las alfombras

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Pocos objetos aportan tanta calidez y confort durante los meses más fríos del año que las alfombras, que además de abrigar, pueden decorar y transformar un ambiente completamente. Sin embargo, para que las alfombras cumplan todas estas funciones es necesario mantenerlas como el primer día.

Aunque pueda parecer complicado, no es nada difícil conservar las alfombras. Solo es necesario seguir una serie de consejos y tener en cuenta el material de ésta para seguir una serie de cuidados específicos. Además, es importante saber cómo quitar según qué manchas. ¿Quieres que te echemos una mano con el mantenimiento de tus alfombras? ¡Estarán siempre como el primer día!

Materiales

Para que tus alfombras duren más tendrás que pasarles regularmente el aspirador, siempre teniendo en cuenta el material. Así, las alfombras de lana tendrás que aspirarlas una vez por semana, mientras que las artesanales de nudos es mejor limpiarlas pasando un paño húmedo. Por su parte, las alfombras de algodón deberás aspirarlas y lavarlas en agua fría o en seco; las de fibras vegetales tendrás que aspirarlas a diario; y las sintéticas te serán muy fáciles de limpiar.

Cómo limpiar las manchas en las alfombras

En el caso de que se derrame cualquier líquido, es necesario limpiarlo antes de que se seque, excepto el barro o la suciedad, que deberás dejarla secar bien para después cepillarla y aplicar un preparado de agua y amoniaco. Eso sí, dependiendo del tipo de producto, deberás limpiarlo de una y otra manera. Así, para las manchas que provienen de las mascotas, lo mejor es utilizar una disolución de agua templada con amoníaco jabonoso, para alfombras de lana, fieltro, moquetas acrílicas de pelo y poliéster.


En cambio, para la fruta, café, té, leche, cacao, vino, salsas o huevo lo más recomendable es utilizar agua tibia con detergente neutro y vinagre. Aunque si lo que tienes que quitar son manchas de aceite, tinta, cera, betún, crema, grasa o alquitrán, deberás usar un disolvente para limpieza en seco. Eso sí, si quieres hacer una limpieza a fondo de tu alfombra lo mejor es que acudas a centros especializados y especificarles la calidad de la alfombra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *