Cómo decorar con cristal de pavés

Share on Facebook38Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

paves cocina
El cristal de pavés es fácilmente reconocible. Es ese vidrio cuadrado de bastante grosor que se utiliza a modo de baldosa o ladrillo y que decora a la vez que deja pasar la luz natural. Presenta diferentes tamaños y texturas y puede utilizarse para crear un tabique, en el suelo, en el techo o para algún detalle más pequeño. Su gran ventaja es la luminosidad que aporta a las estancias, pero hay muchas más. A continuación te lo contamos todo sobre este material y sobre cómo puedes sacarle el máximo partido para la decoración de tu hogar.

Características del cristal de pavés

Este cristal es muy sólido y resistente. Está formado por dos paredes de vidrio y una cámara interior, estanca, algo que también ofrece un buen aislamiento acústico y térmico. Soporta adecuadamente temperaturas elevadas y permite jugar con la luz gracias a que la deja pasar totalmente y, por eso, te ayudará a crear estancias muy luminosas. Los puedes encontrar en varios colores y eso lo hace muy versátil decorativamente hablando. El precio está entre cinco y 15 euros por pieza, todo depende de la calidad y el diseño que tenga… También puedes encontrar piezas especiales para esquinas, ventanas pequeñas, rincones o claraboyas, por ejemplo.

Iluminación

El cristal de pavés se utiliza como tabique, muro o pared pues al ser traslúcido deja pasar toda la luz a través de las estancias y aligera visualmente los espacios. Puedes colocarlo en una habitación especialmente oscura, o que no tenga ventanas, en una zona interior con poca luz… verás cómo aumenta la claridad de las mismas.

En el cuarto de baño

Un lugar donde habitualmente puedes encontrar y donde podrás colocar este cristal es en el cuarto de baño. Y es que pueden convertirse en una decorativa mampara de ducha ya que son seguros y al aportar esa luminosidad que te comento harán que esta estancia, por lo general pequeña y con poca o ninguna luz natural, sea más luminosa y con mayor sensación de amplitud. Se limpian con facilidad y son más higiénicos.

paves bano

Otros lugares donde colocarlo

Asimismo, es posible utilizar este cristal para decorar la entrada de la vivienda, la cocina, en una galería o terraza para que no entren tantos ruidos del exterior debido al aislamiento acústico que proporciona, en una barra o muro bajo en el salón, para separar distintos ambientes en una casa diáfana, para crear algo de intimidad en el exterior (deja pasar la luz pero el que normalmente se colocan no permite ver a través de él), etc.

Tipos de cristal de pavés

Aunque los que se ven más frecuentemente son los cuadrados, los hay también redondos, trapezoidales o rectangulares. También puede variar el tamaño, el color, la transparencia del vidrio (puede ser más o menos opaco, o incluso totalmente transparente), podrás jugar con los colores y su intensidad, su textura, pudiendo ser lisos o con algún relieve; los acabados, satinados, metalizados o transparente, etc. Asimismo, existen distintos tipos de cristal en función de su cámara interior, que puede ser de aire, fotovoltaica, para ahorrar energía con gas argón en vez de aire, entre otros.

paves dormitorio

Separar espacios

Como te comentaba anteriormente, uno de los usos habituales del cristal de pavés es el de separar espacios. Si tu casa es muy pequeña puedes poner un tabique de este cristal entre la parte del salón y el dormitorio, en caso de estar todo unido; así tendrás un poco de privacidad sin restar luz a la vivienda. Lo mismo entre la cocina y el salón, o entre distintas zonas de un salón grande que desees diferenciar en un momento dado.

En la galería de fotos vas a poder ver diferentes usos del cristal de pavés, muy decorativos al mismo tiempo que funcionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *