Consejos para acertar con las cortinas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

escoger cortinas
A estas alturas imagino que ya te habrás dado cuenta de lo importantes que son las cortinas en la decoración del hogar, ¿verdad? Y es que son unas grandes aliadas para multiplicar los metros y ganar claridad en las estancias, además de dar el toque decorativo deseado.

Lógicamente, hay que tener mucho cuidado con la elección de estos elementos tan importantes en el hogar, ya que tanto la tela, como la colocación y el color de las cortinas influye en el resultado final de la decoración de cualquier habitación. Por eso, hoy en Decorablog vamos a darte una serie de consejos para que aciertes con su elección. ¿Estás listo? ¡Pues allá vamos!

Dependiendo de la luz

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de escoger las cortinas es si tienes poco o mucho sol. Si recibes poca luz natural, deberás optar por tejidos ligeros y claros, mientras que si tienes demasiada luz, puedes optar por cortinas tupidas, visillos dobles o estores de screen. Además, debes saber que las muselinas, voiles y organzas integran las vistas en el interior gracias a su movimiento y vaporosidad.

Por otro lado, si se trata de ventanas orientadas hacia el norte, lo mejor es utilizar cortinas con colores cálidos y crudos para multiplicar la luz y dar calidez.

escoger cortinas1

Efecto decorativo

Para aportar un plus decorativo a la estancia, puedes optar por sedas salvajes, que logran crear efectos y reflejos; organzas o linos gruesos, que ponen un toque natural.

Lisas o estampadas

En cuanto a los estampados, debes saber que son más pesados visualmente. Por eso, hoy en día se usan más los tejidos lisos, ya que permiten jugar con las texturas y cansan menos. Si de todas formas te decantas por los estampados, procura que sean de motivos pequeños y a juego con la pared.

Grandes ventanales

Por otro lado, te recomendamos que no escatimes tela en los ventanales. Las cortinas de este tipo de ventanas no pueden quedar cortas ni escasas en anchura. De hecho, al correrla debe hacer pliegues y no quedar tensada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *