Decoración con moldurasUna manera fácil y rápida de mejorar la decoración de una habitación es con molduras, puedes conseguir darle un toque personal y original al espacio, incluso para tapar imperfecciones.
El estilo tradicional, especial para salones y salas de estar, utiliza maderas macizas con colores oscuros para las paredes.
Las molduras consiguen dar elegancia y altura al espacio, al remarcar la transición entre la pared y el techo.
Tipos de molduras que podemos utilizar:
– Zócalos: le dan una excelente terminación a cualquier tipo de suelo.
– Cubrejuntas: sirven para cubrir uniones e imperfecciones.
– Tapacantos: rígidos se usan para revestir bordes de muebles otorgándoles un suave y delicado remate.
– Contramarcos: sirven para ocultar la unión que se forma en la junta de la pared con la carpintería.
– Guardasillas: ideales para cuidar las paredes, a la altura del respaldo de las sillas en la zona de comedor.
– Esquineros: se usan para proteger las esquinas, muy expuestas a los roces.
– Rinconeros: sirven para darles una terminación de bordes bien acabados y en escuadra, a los rincones.