Lámpara de escritorio con dock para iPhone/iPod
Philippe Starck se ha eregido una vez más como el creador de uno de esos productos que merecen estar en toda página de decoración que se precie. El afamado diseñador nos ha deleitado en esta ocasión con una lámpara de escritorio con dock para iPhone/iPod que más de uno querrá tener en casa.

Lo más curioso de todo es que el dispositivo móvil no se coloca en la base. Ha decidido romper todos los esquemas para que tengamos que conectar el gadget de Apple encima de la luz, en la parte más alta de la estructura, que por cierto está fabricada completamente con aluminio.

La lámpara en cuestión está formada por 28 LED, por lo que la iluminación es más que suficiente para estudiar, trabajar o disfrutar de un libro. Se llama D’E-light y lo peor de todo es sin duda alguna su precio. Para haceros con ella deberéis desembolsar la friolera de 300 euros a través de la página web de Flos (en España hay un distribuidor).