Ventajas y desventajas de la pintura al látex

Share on Facebook15Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Tu casa necesita una buena mano de pintura? ¡Pues ya es hora de que te pongas manos a la obra! ¿No crees? En el mercado encontrarás diferentes tipos de pinturas, cada una con sus ventajas y desventajas, así que es posible que no tengas claro cuál de ellas escoger.

Para ponértelo más fácil hoy queremos hablarte sobre una de las pinturas más demandas: las pinturas al látex, que cuenta con algunos beneficios respecto al resto de productos. Por supuesto, también tiene algunos inconvenientes que deberás conocer. ¡Descúbrelo todo sobre este tipo de pintura a continuación!

Ventajas

Sin lugar a dudas, la principal ventaja de la pintura al látex es que resiste muy bien a los agentes externos, ya que ofrece una estupenda capa protectora. Así, es ideal para usar en paredes o muros que están expuestos a las inclemencias del tiempo o a los cambios de temperatura y para proteger a las paredes de interior contra la humedad y el roce. Eso es gracias a que las pinturas de látex no absorben la humedad.


Por otro lado, debido a que su base es de agua más que de aceite, es fácil de limpiar si gotea y puede diluirse si es necesario. De la misma forma, las superficies en la que se haya usado se pueden lavar fácilmente, especialmente si el acabado es brillante o satinado. Además, no es tóxica, se seca rápidamente y es muy duradera.

Inconvenientes

Sin embargo, las superficies pintadas con este tipo de pintura tardan de dos a cuatro semanas para endurecer, tiempo en el que la pintura debe protegerse. Por otro lado, son más susceptibles a las manchas que otro tipo de pinturas y se pueden descascarar si la superficie no está bien preparada

Por otro lado, es bastante difícil cubrir superficies duras y lisas con este tipo de pintura. Además, es importante que las superficies estén bien lijadas, limpias y secas. Por último, debes saber que la pintura al látex es más sensible a los cambios de temperatura que la pintura al óleo durante el proceso de secado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *