5 ideas para renovar el suelo de tu casa sin hacer obras

cambiar-suelo-sin-obra-3
Si te da pereza liarte demasiado en casa pero necesitas o te apetece renovarla hoy te traigo algunas ideas para renovar el suelo sin necesidad de hacer obras. Antes, cambiar los suelos de una habitación o de una vivienda entera solía ser uno de los trabajos más farragosos que había: escombros, polvo, suciedad, ruido, la imposibilidad de utilizar ese espacio durante un tiempo…

Pero, afortunadamente, todo cambia, avanza y mejora, y por eso ya tenemos a nuestra disposición nuevas formas de cambiar el suelo sin tener que picar, ya que se pueden colocar directamente sobre el que ya existe. El resultado, como verás en lo que te cuento a continuación, te convencerá. Y como tienes un abanico de soluciones tan amplio, seguro que encuentras aquella que mejor se ajusta a lo que necesitas.

1.- Baldosas cerámicas

Existen suelos cerámicos que se colocan en seco. Se trata de unos azulejos que se ponen en una base de plástico y se acoplan a través de juntas. Hay algunas marcas que comercializan este tipo de suelos que resultan muy cómodos de utilizar.

Las baldosas hidráulicas son mis favoritas, aunque desconozco si se pueden aplicar con este sistema. También puedes optar por otras de imitación madera, por ejemplo.

baldosas-hidraulicas

2.- Microcemento

El microcemento es un tipo de suelo que puedes aplicar encima del que ya tengas en casa (excepto si es de madera). Tiene un espesor muy pequeño y puedes elegir entre un acabado liso, con textura, moderno, más rústico, en brillo o en mate… También te sirve para revestir paredes, si te apetece hacer una obra más completa.

3.- Suelos laminados

Los suelos laminados de tipo clic ofrecen muchísimas posibilidades. Solamente tendrás que poner una capa aislante entre el suelo que ya tengas y el que quieres colocar. Llegan con un sistema de montaje bastante sencillo; necesitarás quitar el rodapié que ya tengas puesto y lijar la parte de abajo de las puertas porque el grosor del suelo aumentará unos milímetros.

En cuanto a los acabados, dispones de un montón de alternativas en cuanto al estilo de la madera, el color, la textura…

cambiar-suelo-sin-obra-2

4.- Suelos vinílicos

Otra opción muy cómoda y con un resultado muy efectivo es el suelo vinílico. En este caso, son unas láminas adhesivas que puedes pegar encima del que ya tengas. Son resistentes y se pueden poner en forma de lama, en rollo, en loseta… Pueden ser tipo clic como los laminados que hemos visto antes, con instalación con un adhesivo o también los hay autoadhesivos.

Además de la madera también imitan otro tipo de materiales como el hormigón y la piedra, por ejemplo. Los puedes poner en estancias como la cocina o el baño en las que hay más humedad y la madera puede sufrir más, aunque quedan bien en cualquiera.

cambiar-suelo-sin-obra-1

5.- Linóleo

Este pavimento está fabricado con materias primas como el aceite de linaza o el yute o la piedra molida, elementos naturales y biodegradables, por lo que nos encontramos ante un suelo ecológico.

En este caso, también es posible escoger entre distintos colores, texturas y espesores, y aunque es un suelo que se utilizaba hace más de 100 años, lo cierto es que ahora está poniéndose de moda para colocar en las viviendas y espacios industriales.

Puedes ponerlo sobre un suelo que sea regular y liso; suele ser autoadhesivo. Es resistente e impermeable. En cuanto al formato de colocación, lo encontrarás en rollos, en losetas o en piezas encastradas.

Como ves, tienes varias opciones para cambiar tu suelo sin ponerte a hacer obras. Se trata de elegir el material que más te guste y se ajuste a tus necesidades, con el acabado que prefieras para tu hogar. Las opciones son amplísimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *