5 razones por las que el gris debería estar en tu dormitorio

dormitorio-gris
¿De qué color te gustaría que fuera tu dormitorio? A veces no siempre podemos elegir el que más nos gusta por cuestiones de espacio o para que no desentone con el resto de elementos decorativos, pero lo cierto es que hay muchas opciones que no están sujetas a restricciones, como es el caso del gris.

A continuación te voy a dar 5 razones por las que deberías incluirlo en tu dormitorio. ¿Te apetece conocerlas? ¡Vamos allá!

Contrasta muy bien con el blanco

dormitorio-gris-contrastes
Teniendo claro que el negro es un color que está prácticamente descartado para un dormitorio porque resta mucha luz, hay que decir que el gris es la opción que se sitúa entre ese color y el blanco, que sin duda alguna es el más popular de todos. Lo bueno es que la gama de grises es muy amplia y eso nos permite crear contrastes espectaculares, ya sea con el blanco o entre los propios tonos grises elegidos. Las cortinas, las alfombras o la ropa de cama son algunos de los complementos que se prestan a ese baile de disparidad.

Artículo recomendado: Cómo combinar el gris en la decoración.

Es sinónimo de elegancia

dormitorio-gris-elegante
El negro es el más elegante de todos, de eso no hay duda. Sin embargo, el hecho de ser un color poco apropiado para el dormitorio hace que tengamos que buscar alternativas como la que nos ofrece el gris, que además de aportar luminosidad es capaz de conferir una dosis de sofisticación que se agradece, sobre todo si lo añadimos en pequeñas dosis.

Se lleva muy bien con la madera

dormitorio-gris-madera-blanco
No todas las maderas son iguales, ni en cuanto a características ni en cuanto a color. Sin embargo, la mayoría de ellas combinan francamente bien con el gris, especialmente aquellas que son más claritas. De hecho, si también añadimos blanco a la decoración, el tridente que se forma es muy agradable para la vista, ya que transmite paz y nos acerca a la naturaleza, sobre todo si el gris es un gris suave.

Buscando la compensación

dormitorio-gris-compensado
No solo hay que pensar en el gris como color protagonista para el dormitorio, puesto que también puede aparecer como actor secundario con el objetivo de compensar la frialdad del blanco, por ejemplo. Hay que pensar en la cantidad de gris que queremos emplear y en su intensidad valorando el resultado que podemos llegar a obtener. Por ejemplo, puedes pintar la pared del cabecero para que no todo se vea de color blanco.

Le gustan los colores pastel

dormitorio-gris-y-colores-pastel
Si quieres añadir un plus de dulzura a tu dormitorio, no descartes la posibilidad de combinar el gris de las paredes y la ropa de cama con complementos en tonos pastel como cojines, cortinas o alfombras. La combinación puede ser maravillosa.

Artículo recomendado: Ventajas del color gris en la decoración del hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *