Aprovechar el espacio de una cocina pequeña


Si tu cocina es pequeña, no te preocupes, pues hay una serie de pautas a seguir que te ayudarán a la hora de que parezca más grande. Sólo tienes que seguir los siguientes consejos y verás como todo cambia en un abrir y cerrar de ojos.

Iluminación: Como siempre, suele ser uno de los factores a tener más en cuenta para agrandar cualquier estancia de la casa. Los colores claros son los más adecuados, así como también el blanco, todo un clásico. Puedes decantarte por azulejos para las paredes, aunque hay que evitar que estén demasiado recargados. El alumbrado recomendado es el que emite luz blanca, como por ejemplo la que emiten la mayoría de los fluorescentes. Asegúrate de que el fluorescente o la lámpara es lo suficientemente grande como para iluminar toda la cocina.

Mobiliario de almacenamiento: Para que todo sea más cómodo a la hora de cocinar, deberías colocar organizadores en forma de mobiliario de almacenamiento. Aprovecha al máximo las posibilidades que te brindan las estanterías y los armarios, no olvides que hay sacar partido al almacenamiento vertical. No dejes todo por en medio porque tu cocina parecerá más pequeña. Recurre a los cajones para guardar cubiertos y demás accesorios habituales en una cocina.

Muebles plegables: Afortundamente, en el mercado existen muchas propuestas de este tipo. Cada vez son más los fabricantes que se han dado cuenta de lo necesario que es tener muebles plegables en casa. Se utilizan cuando hace falta y se plegan cuando ya no es necesario utilizarlos. De esta forma se puede ahorrar mucho espacio sin renunciar a nada.

Orden y limpieza: Es importantísimo que todo esté en orden y limpio. No sólo para trabajar más a gusto, sino también para que la cocina parezca más grande de lo que en realidad es. Más vale tener una cocina pequeña y bien ordenada que tener una cocina grande sucia y llena de trastos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *