Cómo cuidar los muebles de terraza y jardín para que te duren más tiempo

muebles-jardin-cuidados-4
El buen tiempo ya está aquí y es momento de disfrutar del jardín, balcón o terraza. De pasar estupendas veladas al aire libre. Hoy vamos a ver algunos consejos que te resultarán de utilizad para conservar durante más tiempo tus muebles de exterior.

Puede ser que tengas sitio dentro de casa o en algún trastero para retirarlos de la calle durante el invierno pero, en ocasiones, se quedan a la intemperie todo el tiempo. Si los cuidamos bien conseguiremos alargar su vida.

Muebles de madera, siempre protegidos

Si has elegido muebles de madera para tu terraza, jardín o balcón deberás tener mayores precauciones para que no se estropee con la humedad o la incidencia de los rayos del sol. Si quieres una madera especialmente resistente las de origen tropical son las más adecuadas. También el castaño, el cedro o el roble.

La madera de teca soporta bien las inclemencias meteorológicas y tiene un aspecto natural que le va a sentar fenomenal a tu terraza.

Sea cual sea tu elección puedes darle a tus muebles un producto protector que, sin alterar la propia madera, consiga que sea más resistente. El aceite de teca, por ejemplo, potencia su tonalidad natural. Deberás aplicarlo cuando la madera esté seca , unas dos veces al año, y así la mantendrás preciosa.

muebles-jardin-cuidados-1

Muebles de mimbre

Para cuidar tus muebles de mimbre puedes emplear un cepillo de cerdas o un aspirador para mantener limpio el polvo y la suciedad que se queda dentro del trenzado. El otro día veíamos la diferencia entre el mimbre y el ratán y te contaba que este último es más resistente y duradero que el mimbre.

En caso de que llueva lo mejor será ponerlos a cubierto para evitar que se dañen.

muebles-jardin-cuidados-2

Fibras sintéticas

Los muebles de fibras sintéticas son, en cualquier caso, las más resistentes y sencillas de mantener. Si se mojan te recomiendo que los seques porque al evaporarse el agua siempre queda algo de suciedad en el mueble. Es verdad que van perdiendo su brillo inicial pero también hay productos que te ayudarán a que conserven su aspecto durante más tiempo.

La opción de taparlos cuando no se emplean es adecuada, también, para que el sol no los dañe (en este caso es lo que más le puede afectar). Incluso si han perdido mucho color tienes opción de volver a pintarlos. Por otro lado, puedes lavarlos con alcohol o vinagre blanco caliente si ya el mueble muestra un aspecto algo más deteriorado.

Muebles de acero

Si prefieres los muebles metálicos has de tener en cuenta que es un material altamente resistente pero que sí que se estropean debido a la corrosión. En este caso, límpialos unas dos veces al año con agua y jabón neutro e incluso darles un protector para el acero inoxidable que evitará que el metal empeore su aspecto.

Los textiles

Si tu zona exterior tiene cojines, colchones u otro tipo de textiles los rayos del sol pueden afectar a su color. Generalmente son telas preparadas par estar al aire libre pero no por ello debes dejar de prestar atención. En el caso de que puedas quitarlas lávalas antes de empezar el verano y al terminar (y durante, si se ensucian mucho). Si no es el caso pasa el aspirador por la tela.

muebles-jardin-cuidados-3

Y cuando termine el verano…

Ahora un último consejo para cuando finalice el verano. Limpia bien tus muebles de todo el polvo y suciedad que hayan acumulado en estos meses y guárdalos en un espacio que esté seco y, a poder ser, cubierto. Si, como te decía antes, no tienes un lugar así puedes cubrirlos con alguna funda o plástico protector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *