Cómo desmontar y cambiar una ventana


Desmontar y cambiar una ventana por otra es una tarea costosa, pero la faena dependerá en gran medida de las dimensiones de la misma. El proceso de cambio no tiene que ser complicado si ambas ventanas coinciden en características y medidas. En cualquier caso, lo importante está en la preparación: primero se deben de retirar los herrajes, fijaciones y piezas de la antigua ventana, para posteriormente limpiar a fondo y preparar el espacio donde se colocará la nueva ventana.

Para desmontar una ventana, primero retiraremos las hojas de cristal la misma. Este paso es bastante simple, se deben desatornillar los goznes o herrajes, comenzando siempre por los inferiores. Seguidamente, se retiran las fijaciones del marco. Es posible que si la ventana es antigua sea necesario serrar los herrajes y el propio marco para dejar el hueco de la ventana libre.

Para terminar debemos comprobar que el hueco de las paredes internas de la abertura está nivelado y si los ángulos son rectos. Una vez veamos que todo encaja, hay que remover el polvo y restos de suciedad acumulados en los diferentes huecos. A continuación, se coloca la ventana en la abertura y, tras asegurarnos que está bien nivelada, se procede a fijarla. Bastará con utilizar unas tuercas o patas de sellado, también pueden valer unos tornillos. Lo importante es que debe quedar bien fijado. Luego se rellena la zona con cemento rápido para que la sujeción sea resistente. si todavía quieres dar más solidez al conjunto y obtener un buen aislamiento térmico y acústico, puedes rellenar los huecos con espuma de poliuretano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *