Cómo encolar papel pintado


Cuando empapelamos una habitación, la fase más importante es el encolado del papel para que el resultado sea satisfactorio. Para conseguirlo, elegir el tipo de cola adecuado, aplicarla de forma correcta y respetar los tiempos de impregnación o secado del adhesivo son fundamentales. Para empezar, debes saber que existen tres tipos de colas:

Cola de conejo: se sumergen unas pastillas en agua y se tiene que utilizar de inmediato para que no pierda las propiedades de pegado.

Cola animal preparada: similar a la cola de conejo, pero contiene conservantes que la hacen más duradera. La solución está lista para utilizar y no requiere preparación.

Cola celulósica: Se puede encontrar en polvo y es la más utilizada. Se trata de un producto sintético que resiste muy bien con el paso del tiempo. Si se seca, la puedes recuperar añadiendo agua.

Determinar la cantidad de cola necesaria para empapelar la estancia es también importante para no despilfarrar el material. A modo orientativo, para 8 rollos de papel se necesitarán poco menos de 7 litros de cola. Si la cola es muy densa, la aplicación sobre el papel con una brocha costará más, pero tendrá mejor capacidad adhesiva que si está líquida. Antes de colocar las tiras de papel encoladas, deben reposar unos diez minutos para mejorar la eficacia del adhesivo. Es importante que al hacer la mezcla no queden grumos para evitar la formación de antiestéticas burbujas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *