Cómo perfumar tu casa


De nada vale tener una casa perfectamente decorada e incluso limpia si no huele bien, y es que los olores son determinantes para poder sentirte más o menos a gusto en cualquier estancia. Casi todo el mundo piensa que con limpiar la casa ya es suficiente ya que se quedará el buen olor de los productos utilizados, pero lo cierto es que no es así ya que esos olores no suelen perdurar mucho.

Es por eso que hay que saber cómo perfumar la casa de forma que el buen aroma esté siempre presente, aunque en su justa medida, que tampoco es plan de que huela demasiado por mucho que sean olores agradables. Para ello puedes utilizar un montón de elementos, como las velas perfumadas, el incienso, los aceites esenciales o las composiciones de flores secas que son aromáticas.

Perfumar el hogar

Aceites esenciales: son los más utilizados actualmente ya que no solo perfuman, lo cual hacen de forma natural, sino que también desinfectan el ambiente. Se pueden utilizar de forma pura o diluidos en alcohol, agua o aceite vegetal. Puedes perfumar con estos aceites gracias a un quemador (llenas la copa con agua y 3 gotitas de aceite esencial y luego enciendes la vela o bombilla), un difusor eléctrico (transforma el aceite en una pequeña niebla) o los sticks (se sumergen y reparten el aroma de forma natural).


Incienso: no cabe duda de que es un clásico que nunca pasa de moda y que es muy cómodo tanto para tener en casa como en la oficina o en cualquier negocio. Es muy eficaz y puedes encontrarlo en multitud de formas, olores y colores. Lo malo que tienen es que el humo que sueltan, aunque pequeño, puede llegar a molestar, especialmente si lo tienes muy cerca de donde estás respirando.


Velas: probablemente el elemento más utilizado en los últimos años y al primero que la gente recurre cuando quiere algo que perfume. Puedes encontrarlas en infinitos tamaños, colores y olores, con diferente tipo de cera que hace que duren más o menos. Nunca la pongas cerca de una superficie o tejido que pueda prenderse, y nunca te vayas de casa dejando alguna encendida por mucho que pienses que donde está no puede pasar nada.


Flores secas: los famosos saquitos o cestitas con flores secas perfumadas son estupendas, especialmente para el cuarto de baño. También son una gran opción para perfumar el interior de los armarios, sobre todo si el saquito está hecho a base de lavanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *