Cómo utilizar el círculo cromático para decorar

salon-verde-y-amarillo
El círculo cromático o la rueda de color es una guía que nos puede ayudar a combinar los colores a la hora de decorar. En 1766 Moses Harris interpretó el modelo tradicional de coloración de los tres primarios (rojo, amarillo y azul) para confeccionar un círculo en el que se incluían varios derivados de estos primarios.

Hoy vamos a ver cómo puedes utilizar este círculo cromático para decorar y qué combinaciones puedes llevar a cabo en tu hogar para lograr el efecto deseado en cada estancia.

Algunos conceptos

Antes de ello vamos a ver algunos conceptos que nos ayudarán a comprender mejor el círculo y así sacarle todo el partido cuando queramos decorar nuestra casa.

En primer lugar, partimos de los colores primarios rojo, amarillo y azul. Si los combinamos entre sí vamos a dar con los colores secundarios: naranja (rojo + amarillo), verde (amarillo + azul) y violeta (azul + rojo). Y al combinar los primarios con los secundarios tenemos el resto de colores del círculo cromático.

También existe el concepto triada de colores, que son los tres colores que están a la misma distancia el uno del otro dentro del círculo. Un ejemplo son los colores primarios, una combinación con quizá demasiado contraste pero que podemos rebajar jugando con los tonos del color.

cocina-colores

Diferencia entre tono y color

Y es que aunque muchas veces usamos color y tono como sinónimos en realidad no lo son. El tono realmente es la distancia que tiene un color respecto a la escala de grises, es decir, la saturación.

Por ejemplo, si hemos optado por una decoración con colores complementarios y no queremos saturar demasiado el espacio con colores excesivamente fuertes podemos utilizar tonos más claros para que esa intensidad sea menor.

Distribución del círculo cromático

Los colores cálidos (rojo, amarillo, naranja…) están situados generalmente en la zona derecha, opuestos a los fríos (azul, verde, violeta etc.). Esto es la temperatura del color.

Por otro lado, los colores complementarios se encuentran unos enfrente de otros en esta rueda de color; los análogos son los que están próximos, incluso pegados entre sí. También existe el concepto de color monocromo, que consiste en utilizar un color pero con todas sus tonalidades y sombras.

rueda-de-color

Cómo usar la rueda de color en la decoración

Si quieres hacer uso de la rueda de color en la decoración de tu vivienda tienes varias alternativas.

Para conseguir un ambiente armónico, tendrás que centrarte en aquellos colores que se encuentran próximos en la rueda, usando unos dos o tres. Para estancias monocromas escoge tu color preferido y haz uso de toda su gama de matices, tonalidades e intensidades. Esto crea una sensación de continuidad en la decoración.

Si, por otro lado, prefieres una decoración contrastada deberás escoger dos colores opuestos en este círculos (ya hemos visto antes que eran los complementarios). Con esto diseñamos ambientes estimulantes y muy intensos.

decoracion-colores-complementarios

La regla 60-30-10

Ya sabes de qué forma puedes utilizar la rueda de color para decorar tu casa, pero a la hora de escoger las combinaciones puede asaltarte la duda de cuántos colores o tonos elegir.

Para empezar, te diré que esto es muy libre y que si a ti te gusta cómo queda una determinada combinación, adelante. Pero si no tienes muy claro cómo continuar y quieres una pista de contaré que existe la regla del 60-30-10.

Consiste en escoger una combinación de tres colores (como prefieres, complementarios, análogos, distintos tonos de un mismo color…) y usarlos con ese porcentaje. El que emplees al 60% puede ser el escogido para las paredes, los muebles pueden ser de otro color al 30% y puedes dejar los detalles decorativos para el restante 10%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *