Consejos para ahorrar energía en casa durante el verano


Este verano deberías ahorrar energía. No sólo pensando en el medio ambiente, también pensando en tu bolsillo. La utilización del aire acondicionado suele pasar factura en los meses más calurosos del año. Su utilización es prácticamente imprescindible, pero hay que tratar de seguir una serie de pasos para obtener el máximo ahorro energético posible.

Lo siguientes 10 consejos pienso que os van a venir muy bien para despilfarrar lo mínimo:

1- Cambia el aire acondicionado si ya está obsoleto

Si llevas en tu casa ya 20 años, es probable que el aire acondicionado necesite ser renovado. Además, si vives en una zona de climas extremos es probable que también tengas que hacer un cambio mucho antes de lo que te recomienda el fabricante. Busca un nuevo aire acondicionado que sea económico y que cumpla con las normas del programa de energía, las cuales pueden variar dependiendo de la localización geográfica.

2- Métodos alternativos para cocinar

En lugar de utilizar siempre el horno, intenta utilizar otros electrodomésticos como por ejemplo el microondas. El horno traspasa mucho calor a toda la casa y eso hará que tengas que recurrir al aire acondicionado con demasiada frecucencia. Además, deberá estar encendido durante más tiempo y con mayor potencia.

3- Automatización del termostato

Si eres de los que todavía utiliza un termostato manual para regular la temperatura del aire acondicionado en casa, considera la opción de sustituirlo por uno automático. Éste se encargará de mantener una buena temperatura cuando realmente sea necesario.

4- Evita el calor del sol

Cierra la ventana y baja la persiana para que el calor del sol no penetre en casa durante las horas en las que más aprieta. Todas las estancias estarán más frescas y el aire acondicionado no tendrá que trabajar a pleno rendimiento.

5- Dale un descanso a tu aire acondicionado

Trata de utilizar ventiladores de vez en cuando para que el aire acondicionado no esté continuamente en funcionamiento. Ahorrarás energía y lograrás enfriar cualquier espacio del a misma forma, especialmente si tienes un ventilador de techo.


6- Toma duchas frías y cortas

A veces lo mejor para quitarse el calor es darse una buena ducha. Con 5 minutos basta, es suficiente para refrescarse. Instala un calentador de agua sin tanque para calentar el agua sólo cuando sea necesario. Eso es mejor que instalar un tanque completo.

7- Instala bombillas más eficientes

Cambia las bombillas incandescentes por las actual de bajo consumo. Apuesta por las luces LED. Las bombillas compactas fluorescentes utilizan menos energía y emiten una luz más brillante, así que reconsidera esa opción. Además, su vida útil es mayor.

8- Mantenimiento del aire acondicionado

Trata de llevar a cabo un mantenimiento general del aire acondicionado. Si no te ves capaz, no dudes en contratar a personal cualificado para llevar a cabo las tareas pertinentes. Eso hará que tu inversión valga la pena.

9- Comprueba que los tubos del aire acondicionado están sellados

Hay que examinar tanto las tuberías como las conexiones. También hay que fijarse en las rejillas de ventilación. Como en el punto anterior, es recomendable llamar a una persona cualificada para que revise que todo está correcto.

10- Pasa más tiempo fuera de casa

Imagino que esto es lo que la mayoría quiere hacer, poder pasar más tiempo de casa porque está de vacaciones y se ha podido ir a otra parte. Paseos por la playa, baños en la piscina, caminatas nocturnas… cualquier excusa es buena para disfrutar del verano. A la vez, estarás ahorrando más energía que en cualquier otra época del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *