Dale un toque retro a tu hogar


Desde hace ya algún tiempo vemos por la calle personas que parece que han salido de la serie Cuéntame cómo pasó y es porque los diseñadores están volviendo al pasado, siempre lo hacen. Pero no sólo en ropa, también en decoración volver la vista atrás es tendencia. Y es que lo retro está de moda, se lleva todo aquello que recuerda a los años 50, 60, 70 y 80.

Antes de nada hay que hacer una distinción entre retro y vintage, dos palabras que son últimamente el pan nuestro de cada día de diseñadores y fashion victims. Lo retro es aquello que es nuevo pero que “imita” o mejor dicho se “inspira” en el diseño del pasado. Vintage, por el contrario, es esa pieza auténtica que se fabricó o creó hace décadas y que ahora rescatamos como si fueran tesoros.

Si quieres darle a tu casa un toque “retro” es fácil y en cualquier tienda encontrarás objetos por ejemplo con estampados pop art, formas geométricas o hechos en vinilo, como era tan común en la década de los 60. Sin embargo, te advertimos, esta corriente puede crear adicción y puedes convertirte en lo que se llama un “coleccionista“: desearás piezas únicas y de gran valor (no tiene por qué ser económico). Echar una ojeada a los contenedores de muebles es una práctica común, no te preocupes, a veces se encuentran auténticas joyas que la gente tira a la basura. Según Alexis Obrador, de La moda me incomoda, el retro “es la vuelta al gusto por el diseño cuidado y vanguardista en objetos de uso cotidiano producidos industrialmente”.

Lo bueno del estilo retro es que no tienes por qué elegir una década (si no eres muy purista), puedes mezclar por ejemplo una reproducción de una silla de Le Corbusier con un sillón estampado de flores de casa de tu abuela. Y no sólo eso, si no que no tiene porque ser todo retro, puedes combinarlo con una lámpara moderna de La Oca. El estilo retro al ser un estilo con muchos volúmenes es posible que resulte cargante, luego es mejor no saturar la atmósfera. Algo que no puede faltar si quieres darle un toque retro a tu casa es el color, además de darle mucha luz y alegría a tus habitaciones, quedará un ambiente de lo más retro. Lo mejor que puedes hacer para conseguir muebles coloristas y con formas antiguas es darte una vuelta por los mercadillos de tu ciudad y estar al loro los días que la gente abandona muebles en la calle, a veces se encuentran chollos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *