Decorar un dormitorio en blanco y negro


A la hora de decorar un dormitorio se pueden elegir infinitas posibilidades tanto en colores como en muebles, objetos decorativos, textiles, etc. Lo más importante es que el resultado final deje una estancia acogedora en la que poder relajarse y descansar varias horas al día. La elección de los colores es fundamental en los dormitorios ya que una elección inadecuada puede provocar estrés y no dejar descansar.

Entre los muchos colores y tonalidades que puedes elegir para conseguir una decoración bonita en el dormitorio, hoy me gustaría recomendarte el blanco y el negro, una combinación que logrará un ambiente muy elegante, moderno y sofisticado. Para ello hay que combinarlo de forma adecuada ya que no se trata únicamente de poner esos dos colores y ya está, si no los utilizas bien puedes conseguir, por ejemplo, una estancia demasiado oscura y negativa.


A pesar de que el negro y el blanco son colores en principio enemigos, sobre todo en lo que a su significado se refiere, lo cierto es que a nivel decorativo son una de las mejores combinaciones que puedes hacer, especialmente en los dormitorios. Puedes utilizarlos, por ejemplo, para pintar las paredes, pero teniendo mucho cuidado con el negro para que no se vea una estancia triste.


Si quieres ambos colores para las paredes, prueba a pintar una pared en negro y las demás en blanco, o bien una pared con rayas en blanco y negro y las demás paredes en blanco, lo que aportará más luminosidad y hasta hará que la habitación parezca un poco más grande. Los muebles pueden ir en ambos colores o solamente en uno de ellos, lo que quedará perfecto si buscas un estilo minimalista.

También puedes utilizar los muebles en uno de los dos colores y ponerle los elementos como tiradores en el otro, o incluso en otro color que destaque más como el morado o dorado, pero siempre en algo pequeño para que sea un ligero matiz. Para los textiles puedes utilizar también una combinación de estos dos colores, aunque si tienes estor o cortinas es mejor que sean blancos o de una tonalidad neutra para que no se quede la estancia muy oscura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *