Desk-Wing o cómo ganar unos centímetros de escritorio


Desk-Wing es una solución para el clásico problema de la falta de espacio a la hora de trabajar. Como por arte de magia, podemos conseguir que nuestro escritorio sea un poco más grande gracias a este novedoso producto. Se trata de diseño de Thomas Hasenbichler y Herbert Klamminger que puede extender un poco más la mesa para que podamos colocar el café, los bolis o cualquier otro accesorio.


Está fabricado en acero cromado y se ajusta perfectamente al escritorio. Se puede agregar en todos los laterales siempre y cuando tengan un grosor máximo de 4,5 centímetros. Lo peor de todo es tal vez su precio, pues hay que pagar 64 euros para tener un pelín más de espacio. ¿Vale la pena?

Más información en www.designspray.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *