Efectos para el suelo


El suelo es una de las decisiones más importantes a la hora de decorar tu casa. Por eso, te queremos dar algunos consejos para que elijas el mejor posible en función de los efectos que esperes conseguir con él.

Conseguir naturalidad: Si lo que pretendes es tener un suelo con naturalidad, los tonos crema son ideales. Pasan desapercibidos y quedan muy bien. Hace que los muebles sean los auténticos protagonistas. Con vetas o colores marcados, el suelo aumentará su presencia. Las moquetas de fibras vegetales te pueden ser muy útiles para habitaciones que pretendas que sean acogedoras.

Ganar en calidez: Si buscas calidez tiene que tener en cuenta 2 premisas fundamentales: las texturas y los tonos. La textura debe ser agradable al tacto. En cuanto a tonos, los crema, miel o teja conseguirán ese ambiente cálido que deseas para tu habitación. La madera suele ser el elemento estrella a la hora de crear ambientes cálidos.

Conseguir un ambiente rústico: Aunque esto sea una propiedad más característica de las casas de campo, cada vez se está poniendo más de moda en los hogares de la ciudad. Para conseguirlo, es esencial elegir un suelo de cerámica. La madera muy vetada y envejecida también puede ser una buena opción.

Para destacar y resaltar: Los tamaños muy grandes y los colores brillantes pueden conseguirlo. Son ideales para estancias grandes y con mucha iluminación para que puedan mostrar su función dentro de la casa. Los muebles y las paredes tienen que ser claros para no restar protagonismo al suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *