El Feng Shui en la cocina

Feng-shui-cocina
En la cocina coinciden dos de los cincos elementos del Feng Shui, el agua (yin) y el fuego (yan), los cuales hay que saber armonizar y equilibrar correctamente para mantener la energía Chi (energía universal) y obtener así efectos positivos.

Para lograr un bienestar conjunto, se debe hacer de la cocina un centro de equilibrio, paz, armonía y encuentro.

Limpieza, orden y luz

La cocina debe estar limpia, aireada y bien iluminada. Cuando más luminosa sea mayor prosperidad habrá en el hogar; una buena idea es colocar un spot de luz en cada esquina de la cocina, de abajo hacia arriba, para evitar el estancamiento.

En cuanto a la ubicación, la cocina debe mirar hacia el centro de la casa que es la posición de la buena suerte. La orientación más recomendada es el oeste. Algo muy importante que debemos tener presente es que la puerta de entrada de la casa no esté en paralelo y a la vista de la puerta de entrada de la cocina.

En el Feng Shui una cocina bien provista es símbolo de riqueza y abundancia, por lo tanto debemos procurar tener el frigorífico bien surtido de alimentos a cualquier hora, todos los días de la semana, ya que éste sustituye a la urna llena de arroz que tradicionalmente colocaban los chinos en la cocina para asegurarse que nunca les faltaría qué comer.

Fuego y agua

Los componentes de cada grupo, fuego y agua, deben estar juntos entre ellos pero separados de los otros, ni uno al lado del otro, ni enfrentados; es decir, que ni el horno ni los fuegos de la cocina deben estar enfrentados con el frigorífico ni con el fregadero. Cuando el espacio es pequeño y nos limita, lo que podemos hacer es separarlos simbólicamente utilizando una tabla de cortar de madera o algún otro objeto que también puede ser decorativo, como un jarrón de cerámica.

Feng-shui-cocina
Los fuegos nunca deben estar ubicados debajo de una ventana ni en un rincón, ya que ambas cosas significan vulnerabilidad ante energías negativas. Además debemos colocarlos de manera tal que la puerta de entrada a la cocina no quede de espalda a la persona que está cocinando, ya que el éxito y los ingresos de la familia se verán desfavorecidos. Si tenemos suficiente espacio, el lugar ideal para los fuegos es en el centro, es decir, en una isla. En el caso de que el espacio no nos permita esto, una buena solución puede ser colocar un espejo para poder ver que sucede a nuestra espalda.

En cuanto a los fogones, estos deben estar siempre relucientes y deben funcionar correctamente, además de ser utilizados con regularidad, debido a que representan la prosperidad del hogar y la familia.

Colores recomendables

Los colores más aconsejables son los cálidos y tranquilos, pero que no sean demasiado calientes para evitar un exceso de fuego, ni demasiado acuáticos para evitar que el agua apague al fuego. Los mismos deben crear un clima relajado para el momento en el que nos sentamos a comer.

Para aumentar el flujo positivo de la elegía Chi podemos colocar centros de fruta, verdura y flores frescas.

Si es posible debemos tener en la cocina una mesa cómoda para desayunar y que podamos utilizar como mesa auxiliar, ya que esta habitación debe ser un lugar de creación y también de encuentro. Esta mesa auxiliar también nos puede servir como un separador entre los componentes de cada grupo (fuego y agua).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *