El torreón de Ikea en Casa Decor


Os lo comentaba en un post reciente sobre la inauguración de Casa Decor 2012: los diseñadores, interioristas y empresas han “echado el resto” en este veinte aniversario de la feria, y los ambientes que se pueden visitar en el edificio de Plaza de España, 8 son espectaculares.

Por una vez vamos a comenzar la casa por el tejado, y nunca mejor dicho: hoy voy a hablaros del espacio de Ikea en Casa Decor, que es precisamente uno de los torreones del edificio, ubicado en la azotea, con su terraza y sus impresionantes vistas.


“El espacio ha sido concebido como un mágico refugio en el que disfrutar de los pequeños placeres de la vida. Un lugar donde el tiempo se ha parado y reinan la fantasía, el romanticismo y la feminidad”. Es lo que nos cuentan desde Ikea, y la verdad es que no puede ser más cierto. Según entras en la terraza se apodera de ti un sentimiento de luminosidad, alegría y romanticismo, con el blanco como color predominante aderezado con toques rosas, fucsias y verdes. Siempre según la firma sueca de decoración, la princesa protagonista “huyendo del ruido y del ritmo frenético de la ciudad, disfruta de su espacio y sus aficiones. Su hogar, aunque no es el más amplio del reino, dispone de todas las comodidades con las que se pueda soñar”.


El espacio se divide en diferentes estancias entre las que destaca el dormitorio, con vistas al Palacio Real y desde el que se accede a la terraza; llama la atención la cama, suspendida del techo de la torre. La pieza principal de este pequeño palacio lo constituye una pequeña “casa de cristal”, un espacio muy luminoso y multifuncional concebido para desarrollar diferentes actividades: cocinar, comer, leer, coser, descansar, etc. La cocina se integra de forma natural en esta estancia, optimizando el espacio.

Por último, la terraza es el lugar perfecto para disfrutar al aire libre, tomar el té bajo la pérgola o cultivar plantas aromáticas. Un lugar lleno de paz y tranquilidad y desde el que huir de la vorágine y el ajetreo de la ciudad. El estilo, eminentemente femenino, se impregna de romanticismo y nostalgia con estampados florales y tonos serenos y elegantes, como rosas pálidos, blancos, verdes claros o granates.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *