Eliminar el olor a cerrado en las casas


Cuando estás un tiempo sin utilizar una casa siempre coge un olor a cerrado espantoso, algo que suele suceder cuando te vas de vacaciones y regresas después de unos días, cuando vas a pasar unas vacaciones a una casa que no se suele usar el resto del año o bien cuando te instalas a vivir en una casa en la que hace tiempo que no vive nadie. Sea como sea, el olor a cerrado es horrible y tira para atrás en cuanto entras, pero no es muy difícil poder quitarlo.

La primera opción para empezar a quitar ese olor tan feo es abrir las ventanas y dejar que la casa se ventile bien durante varias horas. No será como ventilar una casa a diario así que deja las ventanas abiertas todo el día y durante varios días si fuera necesario hasta que ese olor haya desaparecido. Además de abrir las ventanas, habrá que llevar a cabo otras acciones para que el mal olor se vaya cuanto antes.

Algunos remedios caseros

Entre los truquitos que puedes utilizar para recuperar un olor a limpio, uno de ellos es coger una esponja limpia, preferiblemente a estrenar, y empaparla en agua. Deja esa esponja sin escurrir en un recipiente abierto hasta que se haya secado, y repite esto hasta que veas que el olor ha desaparecido. El agua de esa esponja absorberá los malos olores de la vivienda, así que es un truco fantástico.

Otro truco muy utilizado, y probablemente el más eficaz, es el de pulverizar la bombilla de una lámpara con un poco de perfume y encender la luz, lo que hará que al calentarse se extienda ese olor por toda la estancia. Hazlo en cada habitación en la que haya olor a cerrado y pulveriza únicamente la ampolla de la lámpara y no el casquillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *