Falso mármol para la cocina


Ya vimos en un post de hace tiempo algunas ideas para decorar el salpicadero de la cocina (la pared que se encuentra sobre las encimeras y por debajo de los muebles de pared). La que os voy a mostrar hoy me ha encantado: resulta clásica y decorativa, muy “bricolajera” y realmente da el pego. En las fotos os muestro el antes y el después de este ambiente, inspirado en la técnica clásica del trampantojo. Como podéis ver en las fotos, consiste en decorar los salpicaderos como si fueran de mármol blanco.

El resultado es sensacional. Para evitar que vuestra “obra de arte” se manche, podéis colocar por delante un cristal templado sujeto con dos perfiles de metal en L (arriba y abajo). Así, para limpiar el salpicadero bastará con que paséis un paño con limpiador por encima del cristal.

Pero vayamos con el trabajo. Para conseguir este precioso acabado, primero la pared tendrá que estar perfectamente lisa y limpia: hay que rellenar grietas con pasta para paredes y lijarla después. Sobre la pared ya limpia y arreglada, procederemos a extender una mano de selladora acrílica con rodillo de esmaltar (no olvidéis que antes hay que cubrir las zonas que no vamos a pintar con cinta de carrocero y papel de periódico o de embalar). Cuando esté seca, extenderemos una mano de esmalte acrílico satinado o brillante (dependiendo del acabado que más nos guste) sobre la selladora.


Encima del esmalte ya seco, es el momento de pintar las vetas con pintura acrílica gris mezclada con un poco de fijador de látex o glaze (un producto a la venta en tiendas de manualidades); se puede emplear un trozo de cartón para ir “manchando” la superficie. Si tenemos un trozo de mármol auténtico a mano nos será mucho más fácil imitar su acabado; en caso contrario, siempre podemos imprimir una imagen de internet o inspirarnos en la foto que encabeza el post. Antes de que la pintura gris se seque, hay que difuminarla con una esponja natural ligeramente humedecida. Después podemos pintar finas vetas del mismo color (o un poco más oscuro) con un pincel de acuarela para dar el toque final. Si no vamos a tapar el salpicadero con cristal, tendremos que darle al día siguiente dos manos de barniz acrílico incoloro.

2 comentarios

  1. Pero tengo varias dudas:

    1- Cual es el precio?
    2- Sobre que cantidad se hace el pedido?
    3- Tiempo de entrega?
    4- Cual es el costo?
    5- Que medidas se manejan?
    6- No manejan un catalogo? O fotos de algún trabajo que ya se hubiese realizado?
    7- Cual es la resistencia de este material?
    Gracias?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *