Guardar y conservar pintura


Cuando guardamos botes de pintura durante mucho tiempo, seguramente si no los utilizamos frecuentemente se puede crear una capa líquida en la parte superior. Sucede debido a la densidad, puesto que las partículas de mayor peso tienden a depositarse en el fondo. Por eso, antes de volver a pintar, es necesario colar la pintura y eliminar los restos de suciedad o líquido seco. Si no lo hacemos, podemos acabar deteriorando la superficie que queremos pintar.

Para conseguir un resultado impecable, tanto la calidad del producto como su aplicación o mantenimiento son importantes. Con el fin de devolver a la pintura su textura original, deberás tener un filtro específico que separe la impurezas en un recipiente limpio. Siempre que estrenes bote nuevo o usado, es importante remover la pintura para que tenga una textura homogénea, para ello realiza movimientos circulares desde la parte inferior del bote con una herramienta limpia para no modificar la pintura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *