Ideas que te ayudarán a que una habitación grande sea más acogedora

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter3Share on Google+0

espacios-grandes-acogedores
Un espacio acogedor es aquel en el que apetece estar. Donde te sientes muy a gusto y en el que pasarás muchas horas de tu tiempo porque te encanta estar ahí. No por tener una habitación grande tienes que olvidarte de todas estas sensaciones. Aunque a priori parecen más frías o pueden quedar más desangeladas, existen maneras de que sean tan confortables como cualquier otra más pequeña. Te doy algunas ideas para conseguirlo.

Apuesta por la madera

La madera es un material cálido que siempre ayuda a crear atmósferas acogedoras. Su color y su textura contribuyen a diseñar ambientes muy agradables. Úsala en el suelo e incluso puedes poner algún friso hasta la mitad de una de las paredes, por ejemplo. También la puedes emplear en los muebles escogidos para la estancia en cuestión. Recuerda que combina muy bien con otros como el metal, para hacer contrastes, o con el mimbre.

Los textiles, tus grandes aliados

En cualquier espacio el uso de textiles te va a ayudar a crear un interiorismo más acogedor. En este caso que hablamos de habitaciones grandes, es importante su uso, ya que te ayudarán a dar calidez al ambiente. Por ejemplo, en el dormitorio puedes colocar una manta de lana grande sobre la cama, a modo decorativo, en el salón una bonita alfombra que te pueda ayudar a diferenciar distintos ambientes… Y no te olvides de las cortinas ni de los cojines.

textiles-acogedores

Coloca muebles grandes

Muchas veces ocurre que una estancia grande puede resultar fría porque los muebles están muy distanciados entre sí, hay huecos muertos y la distribución no está del todo proporcionada. Esto lo podemos solucionar utilizando muebles grandes, acordes con el tamaño que tenga la habitación, para que la sensación sea mucho más agradable y confortable.

Decoración personalizada

Aunque la habitación sea grande no debes descuidar los elementos decorativos que introduzcas en ella. Cuanto más personalices más la harás tuya, y más cómodo te sentirás en ella. No se trata de saturar; aunque creas que tienes mucho espacio tampoco te excedas. Puede bastar con colocar unas fotografías y cuadros grandes en una de las paredes, por ejemplo, o también sobre el suelo o sobre algún mueble.

Potencia la luz natural

Siempre decimos que la luz y los tonos claros agrandan visualmente los espacios. Aunque este del que hablamos ya es grande de por sí no pasa nada, lo importante es que lo hagamos acogedor. Para ello es fundamental que potencies la luz natural de que disponga, utilizando colores claros para las paredes, textiles, muebles, suelos y unas cortinas también claras que proporcionan intimidad pero dejen pasar la luz. Si la habitación es grande y hemos jugado con los elementos anteriores para conseguir que sea más acogedora el toque de luz natural le pondrá el broche de oro.

ambitens-grandes-luz-natural

Áreas diferencias

Para decorar espacios grandes de manera acogedora otra idea muy práctica es diseñar áreas más pequeñas que estén diferenciadas. Te recuerdo algunos trucos que ya vimos para conseguir esta separación visual en estancias de grandes dimensiones. Con ello conseguirás crear ambientes destinados a distintos cometidos y que en cada momento y situación te sientas a gusto, en esa zona concreta, sin apreciar que estás en un lugar mucho más amplio.

Colores neutros

Los tonos suaves y neutros siempre son más acogedores que los colores vivos y chillones. Esto no significa que no puedas introducir pequeñas pinceladas de color a través algunos elementos decorativos más pequeños como, por ejemplo, los cojines del salón, plantas y flores o algún otro detalle que puedas introducir en tonos más fuertes para darle un extra de vitalidad a la estancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *