¿Paredes pintadas o papel pintado?


Seguro que en más de una ocasión te habrás preguntado si es mejor pintar las paredes o decantarse por el papel pintado. Si la casa es nueva, no tendrás problema a la hora de decantarte por una u otra opción. Sin embargo, si es vieja y las paredes están estucadas, es probable que sólo puedas pintarlas y tengas que olvidarte del papel pintado. Solución también hay, pero es muy compleja y requiere de la ayuda de profesionales. El coste y la versatilidad del espacio jugarán un papel clave. A continuación te comento los pros y los contras de ambas opciones, algo que seguro que te ayudará a tomar la decisión final.

Preparación

¿Cuánto tiempo se necesita para dejar lista la pared? Si la pared es nueva y no ha sido pintada con anterioridad, es evidente que este punto hay que pasarlo por alto.

Pintura (Pros): Si la pared está dañada, se tendrá que colocar masilla en las imperfecciones y dejar que se seque durante como mínimo 24 horas. Si se va a pintar con un color oscuro, lo más recomendable es que antes se le dé una capa de imprimación par que sea más fácil su adhesión. Requiere mucho menos tiempo de preparación que el papel pintado.

Papel pintado (Contras): Si ya hay papel pintado que queremos eliminar, nos llevará un tiempo retirarlo. Tendremos que disponer de las herramientas adecuadas, además de mucha paciencia. Se puede retirar tanto con productos químicos como con herramientas de extracción, aunque hay que ir con mucho cuidado para no dañar la pared con arañazos, manchas y agujeros. Lo mejor es consultar en una tienda especializada el procedimiento a seguir. Dependiendo del tipo de papel pintado que hubiera se tendrá que llevar a cabo de una forma u otra.

Selección y durabilidad

Pintura (Pros): Las pinturas con acabado brillante o semi brillante suelen tener una muy buena durabilidad. Son las que se suelen utilizar para las puertas de exterior.
Pintura (Contras): Puede ser un problema tener que pintar áreas dañadas, pues primero hay que repararlas.

Papel Pintado (Pros): Es muy duradero y es especialmente recomendable para áreas de mucho tráfico, e incluso para habitaciones donde los niños tienen que jugar y golpearse con la pared involuntariamente en más de una ocasión. Además, hay muchas variedades que son lavables.
Papel Pintado (Contras): En según que zonas de la casa pueden despegarse de la pared. Eso es algo que sucede cuando hay mucha humedad, como por ejemplo en la cocina y en el baño.

Precios

Los precios, tanto de la pintura como del papel pintado, pueden variar mucho en función de la elección. Normalmente el papel pintado suele ser más caro, no sólo porque hay que pagar por los rollos, sino porque también hay que asumir los gastos de otros materiales necesarios para su instalación. La pintura suele ser más barata y son pocas las herramientas que se necesitan para aplicarla.

Combinación

Aunque hoy estoy enfrentando cara a cara la pintura y el papel pintado, ambas opciones pueden convivir en un mismo hogar sin problemas. Es más, podemos llegar a pintar nosotros mismos el papel pintado, por lo que las posibilidades son casi infinitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *