Paredes que cambian de color


Amirko aka Amirkhan Abdurakhmanov, un diseñador con un nombre un tanto extraño a la par que largo, está trabajando en un concepto que podría llegar al mercado dentro de 4 o 5 años para sorpresa de todos. Lo que intenta es que las paredes de nuestro salón puedan cambiar cada día sin tener que pintar.


Esto lo quiere conseguir con unos paneles formados por pequeños triángulos que se llamarían “Change it!” (“¡Cámbialo!” en español). Estos llevarían en su interior los colores blanco y negro, además de los del arco iris. Con un simple giro de muñeca podríamos cambiar el aspecto de nuestra casa, algo que ahora parece imposible pero que puede llegar a ser una realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *