Pérgolas para el jardín


La forma más común para mejorar la estancia en el jardín es instalando una pérgola que además nos puede servir de elemento decorativo y funcional. Las pérgolas suelen ser normalmente de madera o aluminio y son ideales para adaptar un porche. Muchos optan por sembrar enredaderas para dar un toque más elegante cobertizo de forma vegetal.


Las pérgolas se suelen encargar a medida, pero también las encontramos prefabricadas listas para instalar en el jardín. La gran ventaja de las pérgolas es que nos pueden cubrir de factores ambientales adversos y crean más intimidad en una zona de exterior.

4 comentarios

  1. Fantásticas fotografías. Yo que soy un poco rústico, me suelo decantar por la madera, pero reconozco que estas pérgolas metálicas lucen espectaculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *