Puertas de garaje


Si hay algo imprescindible para tu garaje es que elijas la puerta adecuada, ya que proporcionará un acceso seguro y fácil tanto a tu garaje como a tu vivienda si ambos tienen conexión. Por eso es tan importante tener en cuenta como se verá la puerta desde la acera. Las puertas de garaje son de acero, madera, aluminio o fibra de vidrio. Todas tienen sus beneficios, aunque el acero y la madera son los materiales favoritos. Puedes tener ventanas en la puerta para darle un toque decorativo y para agregar luz a un garaje oscuro. Las ventanas podrán ser normales o de cristal único y teniendo en cuenta el aislamiento de las puertas, es bueno pedir un doble acristalamiento.

Los resortes de torsión distribuirán el peso de la puerta de manera más uniforme y no se romperán o saldrán como lo haría un resorte de extensión. Los resortes de extensión son más baratos, pero es mejor instalar resortes de torsión por ser más seguros y fiables. Es posible que la opción más atractiva de todas es el operador automático. Los operadores de hoy en día tienen motores resistentes con garantías de por vida.

Las puertas de acero de garaje son mucho más fuertes y seguras que las de madera, aluminio, fibra de vidrio u otros materiales. Gracias a las nuevas tecnologías que permiten la grabación en relieve en los metales con vetas de madera, además de nuevos recubrimientos duraderos, las puertas de acero son el rival de la madera sin los problemas de mantenimiento. Además, no se tuercen, rajan, astillan o desintegran debido a los efectos del clima. La madera es preferida más por su aspecto natural, la asequibilidad y la facilidad con que se arregla, que por su durabilidad. Dado que la madera se expande y contrae, exige un mantenimiento regular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *