Reforma en blanco y negro


¿Alguna vez has soñado con decorar tu casa sólo con estos dos colores (o mejor dicho, no-colores…)? Seguro que no eres el único o la única. El blanco y el negro son el contraste extremo, el mayor que podemos conseguir con las gamas cromáticas. Suponen la alternancia entre la luz y las sombras, el día y la noche, el ying y el yang… En definitiva, el equilibrio de los opuestos, que no pueden existir el uno sin el otro.

Probablemente, estas reflexiones se les pasaron por la cabeza a los interioristas del estudio Ian Moore Architects a la hora de planificar la reforma de un antiguo almacén de alimentos ubicado en el siglo XIX, al que le dieron la vuelta de arriba abajo para crear una moderna vivienda de dos plantas. Y toda ella, decorada en blanco y negro.

Gracias a la máxima atención a la hora de planificar los espacios, el estudio consiguió crear una casa bastante amplia dentro de una superficie de ochenta metros cuadrados. La librería que va de suelo a techo, y que podéis ver en la primera fotografía, es el centro de atención del salón. Por supuesto, es de color negro sobre paredes y suelos en blanco, y se combina con la alfombra negra y otros detalles como la mesita.


Blanco que te quiero blanco… Podría ser la definición perfecta de este cuarto de baño. Ni un solo elemento en cualquier otro color distrae la atención de quien lo contempla. ¿Y qué tal esa pared completamente forrada de espejos? Los superiores son armarios para guardar los útiles y los cosméticos, y crean una sensación de amplitud y luminosidad deslumbrante.


El salón forma parte de un espacio alargado, separado de otro mediante una pared negra. La mesa de chapa plegada hace juego con el sobrio aparador minimalista de la izquierda, y todos ellos destacan con su presencia sólida y oscura sobre el fondo blanco, de manera que parecen flotar. Un teléfono clásico y unas fotos en la pared (por supuesto, en blanco y negro) son toda la decoración que el espacio parece necesitar. ¿Quizás es una propuesta demasiado arriesgada, minimalista o seria? Es posible, pero también es atrevida y elegante, y nos puede servir de inspiración para alguna estancia de nuestra casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *