Sofás rinconeros para aprovechar las esquinas


Si hay una parte de la casa que suele ser difícil de decorar, sin duda es cualquier esquina, especialmente en el salón que es donde más se suele querer aprovechar cualquier espacio. En las esquinas se pueden habilitar comedores, hacer un pequeño rincón de lectura o poner algún mueble que ayude a sacarle partido a un rincón un tanto inútil. Una opción que está estupenda para aprovechar una esquina en el salón es el sofá rinconero, que no solo aprovechará ese espacio sino que a nivel decorativo será todo un acierto.

Los sofás rinconeros tienen muchas ventajas con lo que son muy útiles, consiguiendo además un espacio extra para que puedan sentarse más personas o para que las que estén sentadas puedan acostarse sin entorpecerse. Están diseñados especialmente para ir ubicados en esquinas, así que se adaptan perfectamente a ellas. De todas formas, también se pueden utilizar en espacios que no sean esquinas, siempre y cuando sea un espacio más o menos abierto para que no quede muy mal el efecto rinconero.

En realidad son como dos sofás que van unidos, por lo que son piezas de gran tamaño y volumen y que es mejor elegir en un diseño discreto para que el salón no se vea muy sobrecargado. En cuanto a los colores, es mejor también que sean claros o neutros para que no tener la sensación de que se “comen” muchísimo más espacio del que en realidad se llevan. Lo ideal es complementarlo con una buena mesa de centro que permita el uso desde ambas partes del sofá.

Si el salón es grande, puedes completar la decoración con algún puf en el extremo de la mesa en el que no haya sofá. Los pufs son, además, excelentes complementos que se podrán utilizar como asientos, reposapies o hasta como una mesita auxiliar.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *